¡Damos cursos y talleres en cualquier lugar del planeta!
Siguenos en: s s





Nombre:
Correo electronico:



 
 
   
  


La Violencia Verbal en la pareja...
Ana Giorgana
Mayo 2011

La gran mayoría de los seres humanos hemos sufrido, en algún momento de nuestras vidas, algunas formas de violencia.


El maltrato, abuso o violencia verbal es una constante que se vive con suma frecuencia en los hogares, y por lo mismo, en la relación de pareja. Las palabras, el uso, el tono y el contexto de las mismas tienen un peso específico en la relaciones. Cuando estas palabras conllevan al maltrato, a sobajar, a herir al otro, se le llama violencia.

Por supuesto que la violencia como término genera diversas respuestas emocionales, que por su naturaleza, son intensas. Cuando estamos expuestos o sufrimos violencia, generalmente se mantiene una disculpa para el agresor, es decir:

  • Sí de pronto grita, pero así es él.
  • Cuando se enoja, grita y vocifera, dice palabras hirientes, pero luego se le pasa.
  • Cuando algo no le parece me deja de hablar varios días, pero después se muestra muy atento o cariñosa.
  • El maltrato o violencia verbal por momentos, puede ser tan sutil, que sus estragos solo pueden sentirse en los estados de ánimo. Nadie en su sano juicio podría pensar que alguien a quién amamos nos pueda estar ejerciendo violencia verbal. El maltrato verbal, es velado, aparece en forma de descalificaciones, ironía, rechazo. Así nuestra pareja o nosotros mismos, no le llamamos violencia, pero las faltas de respeto en público o en privado, son una forma de maltrato.

El maltrato verbal por sus características que se encuentran entre tinieblas, en lo oscurito, veladas, pueden estar sujetas a interpretaciones. Generalmente, quién la ejerce, niega de manera categórica que sus comportamientos se encuentren asociados al maltrato. Lo que es una realidad, es que este maltrato verbal, deja huellas y cicatrices importantes en la estima de las personas que la padecen.

La pareja es uno de los escenarios, en el que la violencia o maltrato verbal hace su entrada triunfal. Se mete como la humedad, y cuando nos damos cuenta, todas nuestras interacciones amorosas se encuentran plagadas de hostilidad y de agresión. Pero entonces, cómo puedo detectar que me encuentro en una relación con violencia o maltrato verbal?

  • Mi pareja me descalifica.
  • Mis palabras nunca son respetadas.
  • Insultos.
  • Críticas mordaces a mis actividades, persona, físico, familia.
  • Mi pareja controla todo, el dinero, el tiempo, las relaciones y las actividades.
  • Desconfianza y acoso.
  • Interrogatorios que nunca terminan.
  • Desmerecimiento y burla de tus logros.
  • Lo tuyo no es importante, ni digno de valor.

En general son procesos inconscientes que se desatan en las relaciones de pareja, cuando uno de los miembros de la misma se siente superior a su pareja, o bien, tiene la creencia que la pareja es de su propiedad. También encontramos situaciones en las que ambos miembros de la pareja luchan por el poder y acaban estableciendo una relación dolorosa.

 

Sí crees que eres víctima de maltrato verbal o bien eres quién la ejerce, y no has podido romper el ciclo de dolor con tu pareja, seguramente, tú y tu pareja, necesitan ayuda. Ya que tanto quien la ejerce como quién la padece, son personas que carecen de una seguridad interna, además de ser dependientes y no logran, de ninguna manera, establecer otro tipo de amor, solo mediante la violencia verbal se sienten cómodos, pero que no dije felices o realizados.

 

Por lo menos seguros de que su pareja se encuentra con ellos mientras ejerzan control. Es una manera muy insana de amarnos. Pero así de pronto, nos sucede en un momento de la vida.

 

Reconocer nuestras formas y maneras violentas de relacionarnos es un paso gigante para sanar esos vínculos. Ya que es una realidad que en la violencia estamos involucrados ambos.

 

No es sólo responsable quién la ejerce, sino también, aquellas personas que permitan que suceda.

Tomar conciencia sobre nuestra propia violencia y la de mí pareja es un acto que requiere valentía, porque siempre lleva implicaciones en la vida en su conjunto. Además de que se reconoce como violencia de baja intensidad. Por se una situación cotidiana y lastimosa, las huellas que deja son graves. Y siempre llevan a vivir relaciones llenas de dolor y sufrimiento.

Quizá valga llamar a las cosas y acontecimientos por su nombre: ¡Ya Basta!

Gracias por leerme, mi misión e intención es la calidad de vida emociona.

Cómo Recuperar la Confianza en el Amor: Heridas y Cicatrices en la Relación de Pareja. Entérate aquí

Con la adquisición de este material tienes tres consultas gratis con la autora vía e-mail.

Consulta los detalles de este E book aquí.

No olvides, suscribirte a nuestro boletín y obten GRATIS "Los 10 Mandamientos del Amor en Pareja"

s
Bookmark and Share