¡Damos cursos y talleres en cualquier lugar del planeta!
Siguenos en: s s





Nombre:
Correo electronico:



 
 
   
  


El divino arte de postergar...

 

Ana Giorgana

Julio 2016

Mañana lo hago. Después le llama. Luego lo resuelvo.  Otro día le hablo a mi mamá.

 

 

Resultado de imagen para postergarPasamos la gran mayoría de nuestros días posponiendo las cosas importantes, nos dedicamos a lo urgente y vamos por la vida con un costal de pendientes que no les damos respuesta, ni acción, ni solución.

Lo que nos en nuestros días, es aquello que no, nos da la fortaleza, la alegría, y la satisfacción.   Por el contrario, nos entretenemos en colas enormes para ir al cine. En pláticas estériles que no llevan a ningún lado y olvidamos encontrarnos con aquellos que de verdad queremos.

Nos olvidamos de tener una buena charla con nuestros hijos, de acompañar a los padres a una cita importante, estamos tan ocupados en lo importante que nos olvidamos de lo fundamental.

Creemos que somos inmortales y que siempre tendremos la oportunidad de hacer aquello que queremos, que deseamos y alargamos el tiempo, bueno al menos eso queremos creer para dar respuesta a algo que nos carcome el alma, y que no realizamos porque estamos muy ocupados.

Postergamos y no solucionamos los conflictos.

No afrontamos un problema porque no queremos estar en conflicto, y, sin embargo, nos encontramos en conflicto porque vivimos llenos de angustia, de depresión y de culpa, por no resolver lo verdaderamente importante.

Nos ocupamos de lo circunstancial y abrumador y vivo lleno de culpa por no estar haciendo lo que requiero.

No hablo con mi hijo sobre aquello que veo que no es correcto, porque tal vez, mañana las cosas se compondrán, la realidad es que los buenos deseos, son eso, ganas de que algo distinto suceda, pero no realizamos las acciones necesarias para darles solución.

Mañana todo será diferente y despertamos cuando una bola de nieve cae sobre nosotros.

Se posterga por:

-         Miedo.

-         Pereza.

-         Temor al conflicto.

-         Culpa.

-         Evitar enojos y conflictos.

Me aterra pensar o sentir que se desaten enojos, iras y agresiones. Pero la realidad es que si no lo afronto hoy, tendré que hacerlo mañana o pasado, o tal vez, algún día.

El algún día es el lema de la postergación.

Los problemas y conflictos aparecen para ser solucionados, no para que estén ahí eternamente.

Así nuestra vida emocional y de deseos, anhelos y acciones, se va construyendo en base al mañana.

Hoy, no mañana tal vez, lo haré, quizá le daré solución, o no, la vida así torna como una gran lista de cosas y situaciones que tenemos que resolver pero nunca enfrentamos, reflexionamos, ni emprendemos las acciones de solución

Y entonces nos llenamos de culpas absurdas porque:

· No le llame a mis padres mientras estaban vivos.

· No disfrute a mis hijos cuando eran niños y ahora son unos hombres.

· Jamás le dije a mi mujer o mi marido cuánto lo amaba.

· No volví a ver a mi amigo desde que se cambió de casa.

· Me mantuve tan distante de mis hermanos que ahora son unos perfectos desconocidos para mí.

 

Pero sobre todo me olvidé de m.

Postergué ir a tomar mi helado favorito, conversar con mis amigos, disfrutar con mi familia, llevar ese curso que me encantaba, estar a solas conmigo mismo y tener una relación de armonía y equilibrio en mi vida.

Es más mi vida la postergué creyendo y pensando en un futuro mejor.

Pero el futuro se construye sólo en el hoy.

Sí usted desea seguir viviendo en el arte de la postergación y del mañana, está muy bien, pero sí no, empiece por hacer aquello que considera un pendiente en su vida.

Haga esa llamada que tanto le interesa, coma ese platillo que tanto disfruta, escuche la música que le hace cantar y bailar, sí de plano le cuesta trabajo darse a usted mismo lo que requiere, la psicoterapia siempre es una buena posibilidad de encuentro con usted mismo.

De usted depende la solución o la postergación de su proyecto de vida, nadie puede hacer por usted lo que le corresponde.

No postergue más la realización de su vida, el tiempo es ahora, doloroso o no, el único momento de la existencia es el ahora.

Sí le interesa trabajar sobre estos temas póngase en contacto con nosotros.  A través de nuestro formulario. www.cecreto.com

 

 

 

 

s
Bookmark and Share