¡Damos cursos y talleres en cualquier lugar del planeta!
Siguenos en: s s





Nombre:
Correo electronico:



 
 
   
  


Relaciones de pareja y la violencia doméstica
Ana Giorgana
Abril 2011

Abuso y Violencia doméstica y en la pareja

¿Por qué la gran mayoría de las personas se encuentra incapacitada para reconocer lo es la violencia en sus relaciones?

Resultado de imagen para relaciones de parejaPareciera que nos han educado para callarla, para no nombrarla, porque en el fondo todos somos corresponsables de lo que sucede. En últimas fechas se habla de abuso en todos lados: en el ambiente familiar, en el las comunidades educativas, en las calles. Pero quiero apuntar en este escrito; al abuso en la relación de pareja.

El abuso y la violencia puede darse en diversas facetas de la vida amorosa: sexual, física, psicológica y verbal.  En donde se ejerce una vejación contra una víctima, la persona maltratada en manos de un victimario.

Existen algunas pistas que nos pueden llevar a tomar conciencia en qué tipo de relación nos encontramos, y sí es que estamos viviendo un tipo relación abusiva o violenta.

Reconociendo la violencia y el abuso:

  • ¿Tu pareja se muestra celosa en cualquier circunstancia o demasiado posesiva?
  • ¿Cuándo algo no le parece se descontrola y tiene reacciones irascibles?
  • ¿Tienes que reportar en dónde estás con quién y a qué horas, en todos los actos de tus días?
  • ¿No le parece las amistades que tienes y tiende a que restrinjas tus contactos con ellas?
  • ¿Se siente con el derecho de decidir sobre las visitas a tu familia?
  • ¿El tiempo libre tiene que ser solo para tu pareja, de lo contrario, existe conflicto y acoso?
  • ¿Es capaz de seguirte o de indagar qué haces, con quién estás y te pregunta de manera suspicaz por tus actividades?
  • ¿Ahora resulta que tu arreglo y maneras de comportarte son criticadas y además de que necesitas cambiar?
  • ¿Empiezas  as sentir temor e inseguridad cuando das tu opinión frente a cualquier situación?
  • ¿En realidad no le interesa lo que dices?
  • ¿Se muestra insensible a tus necesidades e intereses?
  • ¿Sientes miedo y temor a sus reacciones?
  • ¿A menudo te sientes culpable por qué no haces las cosas como tu pareja cree que deben ser?
  • ¿Elige ser irascible y reactivo/a en lugar del diálogo?
  • ¿Cuándo la violencia se apodera de la pareja se rompen objetos, existen gritos, amenazas y descontrol?
  • ¿Existe violencia física de cualquier intensidad: jalones, empujones y golpes?
  • ¿Te acusa de manera violenta sí no accedes a hacer lo que quieres en el plano físico, psicológico y sexual?
  • ¿La humillación y la burla es una constante hacia tu persona?

Sí contestaste sí a más de dos o tres preguntas, seguramente te encuentras en una relación en la que el abuso y la violencia son las formas y maneras de relacionarse.  La destructividad es innegable.Además seguramente te encuentras experimentando los siguientes sentimientos perturbadores.

Consecuencias Psicológicas:

Ansiedad, depresión y fatiga crónica.

Ganas de llorar sin causa aparente.

Temor y miedo a contarle a alguien lo que estás viviendo. Te aislas.

Un alto grado de estrés.

Trastornos de sueño, de alimentación o abuso de algunas substancias.

Un gran dolor al que no les puedes dar nombre y apellido.

La confusión social y personal de la violencia:

Los celos son una manifestación del amor.

Así son los hombres.

Así son las mujeres.

A las mujeres ni todo el amor ni todo el dinero.

Porque me quiere me golpea.

Sí me quisieras harías lo que yo te digo o te pido.

Qué hacer y a quién acudir?

Uno de las situaciones que llevan a que el abuso o la violencia siga ocurriendo es el silencio.

En el no hablar todo se deja a la interpretación lo que sucede en la pareja.Pese al miedo se necesita hablar, denunciar, decir y sacarlo al descubierto para que empieces a sanar. 

Lo más importante es que lo hagas en primera instancia, con alguna persona que represente una seguridad y de confianza para ti.

Requieres de estar en un lugar en el que sientas seguridad y la pareja no tenga acceso y se violente aún más porque has decidido romper con la relación.

Recibe ayuda y tratamiento psicológico porque las huellas de la violencia dejan cicatrices difíciles de borrar.  Existen infinidad de terapeutas dedicados al ramo. 

Liberar el alma es la primera condición.  Documentarte sobre el tema es de gran ayuda.  Y por supuesto, lo más importante, es que tu autoestima se recupere para que puedas llevar una mejor calidad de vida y sin dolor.

Las relaciones con este tipo de amores violentos, siempre están inmersas en el ciclo del dolor y de la violencia.  Dejan tras de sí un estrés postraumático que se supera con el tiempo.  Primero tienes que dar el primer paso, y reconocer que te encuentras viviendo una situación así.

Difícil de aceptar y se requiere de un gran coraje para sanar.

Amores altamente peligrosos

Visita Cecreto porque se actualiza todos los días.

Con la adquisición de este material tienes tres consultas gratis con la autora vía e-mail.

Consulta los detalles de este E book aquí.

No olvides, suscribirte a nuestro boletín y obten GRATIS "Los 10 Mandamientos del Amor en Pareja"

s
Bookmark and Share