Estrés, depresión y suicidio...

 

Ana Giorgana       Terapeuta individual, parejas y familias

Febrero 2014

Los tres aspectos nombrados en el título son un problema de salud pública en México y en el mundo. El estrés es un disparador de sentimientos, emociones, pensamientos y conductas, que pueden llevar a la depresión y/o al suicidio.

 

Es importante hacer notar que no toda persona que está estresada tiende al suicidio o la depresión. Las tres formas de vivir se complementan y una puede disparar la otra.

EL Estrés es considerado como el mal del siglo XXI ya que las formas de vida actuales en la vida moderna exigen un alto desempeño y eficacia en todas las áreas de nuestra vida. Para empezar el tiempo que consumimos en el tráfico, las colas para realizar alguna operación bancaria. Además de las demandas personales, familiares, laborales y sociales.

El Estrés no va a desaparecer de nuestras vidas, por ello, se requiere manejarlo. Ajustar los acontecimientos  en apropiada dimensión y ser flexibles y pacientes en lo que se refiere a la solución de nuestros problemas o dificultades. Nada puede resolverse por el estrés, sino por el contrario, las cosas se componen en el tiempo que son apropiadas.

Un ejemplo típico es en la familia:

Un hijo que presenta TDA  aunque le grite, me desespere no va a aprender mejor. Por el contrario estresaremos la relación. Es mejor documentarse sobre el tema. Buscar una terapia para el niño y otra para la mamá. Consultar al médico. Y Tener que esperar el tiempo en el que su aprendizaje se corrija.

Pero para ello, tenemos que estar atentos y dar soluciones de sentido común que nos ayuden a un mejor manejo de las situaciones estresantes en nuestras vidas.

Evidentemente el Estrés puede llevarnos a experimentar depresión y una fuerte dependencia emocional. Toda depresión surge frente a sentimientos de pérdida o fracaso y es necesario transitar un proceso de duelo para ello. En mi libro Cómo enfrentar los duelos y las pérdidas hablo sobre este proceso a transitar y poder liberar esos sentimientos tan perturbadores.

Quienes padecen depresión saben muy bien, que aunque se esfuercen, no pueden salir de ese estado de indiferencia, de falta de voluntad, de tristeza y de llanto constante y permanente. Además de que sienten que no son valorados e importantes para nadie, ni para ellos mismos. Por ello, se requiere acudir a una terapia con un profesionista para salir de este estado tan destructivo.

La depresión y el estrés combinados con fuertes sentimientos de desesperación clínica y con otros trastornos de la personalidad pueden  llevar a la persona a tener ideas suicidas y realizarlas. El suicidio es un síntoma que se puede presentar en cualquier persona, a cualquier edad y no respeta clases sociales.

Las personas suicidas, en su mayoría, presentan una reacción de desesperación a lo que sienten que no pueden dar solución en su vida. No logran resolver su problemática interna y externa de gran sufrimiento.

Tanto el estrés como la depresión y el suicidio merecen nuestra atención y cuidado. Los entornos de la vida moderna no responden a nuestras necesidades humanas, como son: la cercanía, la comprensión, la tolerancia, el mirar al otro y comprender que le está sucediendo.

Pasamos pasamos la vida  las demandas externas, y rara vez, hacemos un alto en el camino para nosotros mismos o para los nuestros.  También es cierto que ciertas relaciones como la vida en pareja pueden causar algún tipo de estrés y de depresión.

Cómo puedo saber si sufro dependencia emocional

Todos los materiales electrónicos de Cecreto y Ana Giorgana se sustentan sobre la base de la psicología, el psicoanálisis, la terapia Gestalt. Visita nuestra sección editorial

Nuestra misión es contribuir con la calidad de vida emocional y contamos con un material estrella sobre cerrando ciclos      y la dependencia emocional y cómo superarla

 

Terapia de pareja  Terapia Gestalt                   Terapia en Línea         Terapia de parejas                       Terapia individual