La familia y las drogas

Ana Giorgana

Marzo 2017

La familia es uno de los factores de riesgo y protección más importante en la prevención de las adicciones.

Resultado de imagen para familia y drogasLa sociedad actual atraviesa un momento importante y complejo en relación al consumo de las drogas. Su gran disponibilidad y acceso puede hacer a cualquier miembro de la familia vulnerable para caer en el consumo de drogas.

La familia y las drogas

La familia es el vínculo afectivo más importante dentro de la vida de los individuos. Para bien o para mal estamos inmersos dentro de un núcleo familiar desde pequeños.

Es evidente que en cuanto a los niños y jóvenes, el papel de la familia es sumamente importante: la guía, la dirección, la cercanía y la comunicación son algunos factores, entre otros, que tienen que ver con la función de la familia.

Es evidente, que los padres o miembros mayores de la familia, requieren estar al tanto, del consumo de drogas, disponibilidad de las drogas en los jóvenes, así como, de su supervisión para estar alertas frente a las señales de riesgo.

En la adolescencia se inicia la fase de experimentación del consumo de sustancias: tabaco y alcohol parecen ser, en su mayoría, las drogas de inicio. El hecho de experimentar o probar con ellas, no quiere decir, que los jóvenes sean drogadictos.

Proceso de Adicción

Como todo abuso de sustancias se extiende por fases y procesos:

1.- Fase de Experimentación: se prueba, se tolera, existe un gusto por ella.

2.- Uso: en esta etapa, las personas lo utilizan de manera frecuente: fiestas, reuniones, buscan aquellos espacios para consumir de una forma de diversión.

3.- Dependencia: esta última fase está ligada a la adicción y al consumo. Se requiere de la sustancia en todo momento y todo el tiempo. En este momento, la persona centra su vida en las drogas la mayoría del tiempo. Requiere su Sistema Nervioso Central de la sustancia, existe ya, una necesidad apremiante.

La familia debe identificar sí existe o no un consumo problemático en el ambiente del adolescente, o bien, de la familia: un padre, un hermano, el abuelo o cuñado.

La familia necesita tomar acciones sí sospecha de este tipo de conductas compulsivas en referencia al consumo del alcohol u otras drogas.

Señales Evidentes de Consumo:

1.- Cambio de amigos.

2.- Retraimiento: ya no conviven sino existe la sustancia.

3.- Cambio en los estados de ánimo.

4.- Cambio en los patrones de sueño y alimentación.

5.- Desarreglo Personal.

6.- Cambio en el aspecto físico: ojos rojos, piel ceniza, cansancio, fatiga, somnolencia.

7.- Evita pasar tiempo en casa.

8.- Fracaso escolar, disminución de la productividad, faltas en el trabajo.

9.- Distracciones constantes.

10.- Se inician los problemas con el dinero y gasto familiar.

Lo más importante es observar, tomar acción y acudir a los centros de tu localidad para una evaluación.

El consumo de drogas, generalmente va en aumento, es progresivo sobre todo en aquellas personas, que tienen un alto grado de engancharse en ellas.

La familia es el primer factor de protección frente a este tipo de situaciones:

-          Escuchar.

-          Proveer el apoyo.

-          Estar ahí para cuando se requiera.

-          Y, es el único núcleo que promueve tanto la prevención como la recuperación.

La prevención siempre es la mejor manera de atender las problemáticas en las adicciones.

A mí puedes contactarme a través de nuestra página de cecreto o de nuestro formulario para terapia en línea.  

      Centinela de las adicciones es nuestro sitio en Facebook. Ahí podrás encontrar más información