Consecuencias Psicológicas del Divorcio

Ana E. Giorgana

Noviembre 2015

El divorcio representa un cambio importante en la vida de las parejas.

Resultado de imagen para divorcioTodo proceso de separación o divorcio implica un gran dolor para ambos integrantes de la pareja.  El Divorcio es la ruptura no solo de la pareja sino de una gran cantidad de situaciones alrededor de la pareja:

-          Cambio de amigos.

-          Cambio de hábitos.

-          Cambios de casa.

-          Cambios de emociones.

-          Cambios en la economía.

-          Cambios en las relaciones familiares.

Por tanto, separarse de una pareja implica una serie de duelos y pérdidas que son necesarias  tomar en cuenta y elaborar a lo largo del camino de la separación y el divorcio.

En este sentido, tomar la decisión del divorcio se presenta primero como una tragedia, como una situación negativa por todo el marasmo de cambios y emociones que conlleva.

Al mismo tiempo, las dudas se tornan un compañero en el día a día. Se duda de la decisión. Se experimentan sensaciones  y sentimientos perturbadores, como son:

-          Tristeza, llanto y melancolía.

-          Enojo, rabia, sufrimiento.

-          Culpa.

-          Desasosiego, miedo al presente y al futuro.

-          Y, una infinidad de sentimientos asociados al problema psicológico que se experimenta.

Por tanto, el divorcio y las separaciones implican un proceso de duelo que es necesario elaborar y comprender, para así, contar con una mayor fortaleza para afrontarlo.

Además, es importante conocer cuáles son las causas del divorcio porque esta situación genera aún más una serie de problemas con los que se requiere convivir.

-          Infidelidad.

-          Desamor.

-          Celos.

-          Abandono.

-          Economía.

A lo largo del acompañamiento con diferentes parejas he podido recopilar una serie de información sobre este proceso que lleva a un cambio fundamental en la vida.

Es necesario recuperarse no solo de la ruptura también como personas y ese es un proceso psicológico largo y complejo:

-          Recuperar la estima personal.

-          Recuperar la propia vida.

-          Recuperar un proyecto personal.

-          Recuperarse a sí mismo en todos los aspectos de la vida: emocional, psicológico, de pensamientos, acciones.

-          Recuperar el coraje de salir de esta situación.

En este sentido he escrito Cómo Recuperar la Confianza en el amor: heridas y cicatrices en la relación de pareja para que las personas o parejas que logren un mejor camino para su recuperación.

Otro ingrediente que se suma a estos procesos de duelo y divorcio son en cierta forma las dependencias emocionales que se implican dentro del vínculo amoroso. Y, es ahí, precisamente en el que se requiere trabajar de manera ardua.

 

Sin duda, mi experiencia me dice que las personas que aceptan un proceso de acompañamiento o terapia psicológica son más responsables en este proceso. Permiten la ayuda y saben que pueden lograrlo. Por tanto, tomar una psicoterapia para superar las rupturas es una gran decisión y valentía.